Tribunal acoge escuchar testigo dice PN arrancó confesión caso muerte coronel Suárez Cordero

TESTIGO

SANTO DOMINGO.- Los jueces del Tribunal Colegiado de la Segunda Sala de la Corte de Apelación del Distrito Nacional reenviaron para el lunes 22 de julio próximo, el recurso de apelación interpuesto por los abogados de Diógenes Gutiérrez, uno de los dirigentes del Frente Estudiantil de Liberación Amín Abel (FELABEL) implicado por la Policía Nacional, en la muerte del coronel Julián Suárez Cordero, ocurrida en las inmediaciones de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), el pasado 23 de abril.

Decenas de estudiantes universitarios que se identificaron como miembros del FELABEL acudieron a la vista del caso en apelación, junto a numerosos familiares de los estudiantes la UASD que se encuentran presos, mientras que al centro se ubicaron familiares del extinto coronel Julián Suárez Cordero y del coronel Julio Justino Rodríguez, quien supuestamente resultó herido en una pierna, quienes fueron citados a los fines, no obstante todo transcurrió en absoluta tranquilidad.

De acuerdo a una declaración del Felabel, tan pronto inició el conocimiento de la audiencia de apelación a favor Gutiérrez “afloró la contrariedad entre el Ministerio Público y la parte Civil, de un lado,  y la barra de la defensa del estudiante universitario, cuando estos solicitaron a los jueces que escucharan a una testigo. La parte civil y la Fiscal actuante en el caso objetaron la inclusión del testigo alegando que la defensa no había hecho previa solicitud o notificado del recurso”.

Agrega que, de su lado, la defensa argumentó que no tenían que formalizar la inclusión del testigo en virtud de que había sido incluida en el expediente instrumentado por la Policía e incluido en lista de recursos esgrimidos por el Ministerio Público para justificar su pedido de medida de coerción.

“Nosotros propusimos la audición de una testigo enviada por la Policía y la Fiscalía para solicitar medidas de coerción, se ha dicho que esa persona fue interrogada por la Policía Nacional y en ese interrogatorio ella supuestamente estaba incriminado a su esposo. Pero resulta que luego esta muchacha ha dado unas declaraciones en la prensa donde establece que fue objeto de tortura, de malos tratos, que estuvo prácticamente secuestrada tres días o cuatro en la Policía y que todo lo que dice ese interrogatorio ella ni siquiera lo leyó y fue obligada a firmar ese documento”, declaró Tomás Castro, que junto a Adonay Encarnación y Víctor Romano integran la barra de la defensa.

Castro agregó, que para desdecir el supuesto interrogatorio practicado a la testigo y para demostrar que se trata de una trama orquestada por la Policía y el Ministerio Público, la defensa solicitó al tribunal que fuera escuchada en calidad de testigo, encontrando de la parte civil y de la Fiscal, que representa no solo a las supuestas víctimas, sino también a la Policía Nacional, la oposición a que  la testigo fuera interrogada.

“Se impuso la ecuanimidad, se impuso el buen ejercicio del debido proceso y el tribunal acogió la petición de la defensa y la testigo será escuchada el día 22 de julio, día para el cual fue reenviada la audiencia”, sostuvo Tomás Castro.

Adonay Encarnación, de la barra de la defensa, acusó al Ministerio Público de pretender mantener la medida de coerción contra Diógenes Gutiérrez en base a subterfugios y sin presentar elementos incriminatorios, además de que querer bloquear que sean examinados en el proceso de apelación elementos presentados por la Policía y la Fiscalía y que utilizara el propio Ministerio Público para motivar la medida de prisión que pesa sobre el prevenido, como es el caso de la declaración de la testigo.

Los jueces decidieron a unanimidad citar la testigo para que declare ante el tribunal, basando su decisión en que si bien no había sido ofertado por la defensa de Diógenes Gutiérrez, la misma había sido utilizada por el Ministerio Público como elemento que justificaba la medida de coerción contra Gutiérrez, no obstante, decidió posponer el conocimiento de la apelación, a fin de que la parte civil pudiera conocer la pretensión probatoria del elemento introducido por la contraparte.

 Diógenes Gutiérrez, quien es vocero del Frente Estudiantil de Liberación Amín Abel (FELABEL), se encuentra recluido en la penitenciaría de La Victoria tras ser acusado por la Policía Nacional por presuntamente haber actuado en la muerte del coronel Julián Suárez Cordero, ocurrida el pasado 23 de abril en las inmediaciones de la UASD, acusación que los dirigentes estudiantiles han negado en todo momento.

Junto a Gutiérrez se encuentran presos Héctor Eduardo Pichardo, Wilson Dalcier Javier y Víctor González, también miembros del grupo estudiantil Felabel, sobre quienes pesan tres meses de coerción, medida que corresponde revisar el próximo 27 de julio.

 

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s