Jean Claude Duvalier y República Dominicana

8 octubre, 2014 at 06:29 Deja un comentario

Edwin Paraison

SANTO DOMINGO. De 1971 a 1986, en 15 años, Jean Claude Duvalier compartió en Haití el poder con tres Jefes de Estado dominicano: Joaquín Balaguer, Antonio Guzmán y Salvador Jorge Blanco.

Edwin Paraison.

Edwin Paraison.

No realizó visita alguna de Estado a República Dominicana. Sus intercambios formales con los dirigentes dominicanos no fueron tan fluidos. Dos temas eran fundamentales: la seguridad del régimen con relación a la presencia de opositores en suelo dominicano y las jugosas negociaciones con su contraparte interesada en la contratación anual de braceros.

El cambio democrático con el Partido Revolucionario Dominicano (PRD) incrementó las inquietudes en Puerto Príncipe respecto al primer tema. Sin embargo, agentes haitianos con la tolerancia o con la complicad local actuaban en suelo dominicano.

Un nombre que viene a la mente por obligación es Louis Samuel Roche. Un asilado político haitiano que trabajaba como vigilante de una empresa privada cuyo cuerpo nunca apareció después de su secuestro en 1981.

En cuanto a los cortadores de caña, François Duvalier, siguiendo la línea de Elie Lescot y Trujillo en 1941, había firmado con Balaguer en 1966 un acuerdo que sirvió de base durante la gestión de su hijo para los contratos subsiguientes iniciando con don Antonio Guzmán en 1978 por quien firmó, en representación del Consejo Estatal del Azúcar, el actual presidente del Tribunal Constitucional, entre otros.

Dichos contratos permitían la llegada de entre 15,000 y 19,000 braceros para los ingenios estatales. Otros miles eran contratados a través de buscones por los ingenios privados con una autorización especial de la Presidencia. Los contratados frecuentemente llegaban sin documentos de viaje.

Baby Doc renovó con Salvador Jorge Blanco en octubre del 1982, a través de sus funcionarios respectivos, el contrato de braceros. Esta vez por una duración de dos años.

Vale la pena subrayar, en los momentos actuales de cuestionamientos de la falta de identificación de los inmigrantes haitianos en República Dominicana, que el artículo 10 de dicho contrato estipulaba que el CEA se hacía cargo de los gastos de pasaportes, tarjeta de identidad y exámenes médicos. El régimen haitiano recibió 4.5 millones de dólares por este concepto.

Un conflicto bilateral surgiría a la caída de Baby Doc en febrero del 1986 justamente porque el Consejo Nacional de Gobierno, con dinero avanzado al fugitivo, se encontraba en la imposibilidad de enviar formalmente los braceros por ser una práctica públicamente rechazada en Haití.

Ante la Organización Internacional del Trabajo, quejas formales habían sido depositadas por grupos sindicales y organizaciones internacionales de derechos humanos en contra de los dos gobiernos por tráfico de personas y esclavitud moderna resultantes de negocios turbios que dieron lugar al mayor asentamiento migratorio laboral en el Caribe.

Cubriendo más globalmente las relaciones entre los dos países, Duvalier y sus homólogos isleños tuvieron la ocasión de marcar algunos hitos históricos. Así, en mayo de 1979 en la frontera de Malpasse-Jimani un encuentro doble se dio en ambos lados entre él y Guzmán, casado a Dona Rene Klang -recientemente fallecida- con vínculos sanguíneos haitianos. Firmaron el acuerdo básico de cooperación.

En octubre de 1985, a invitación de Duvalier, Jorge Blanco realizaba una visita oficial a la capital haitiana. Esta, como el acuerdo firmado con su predecesor, son considerados como los primeros realizados desde la caída del régimen Trujillista.

Lejos de la violencia del “dechoukay” que marcó su salida de Haití, Duvalier de manera sorpresivA regresó en enero de 2011 a su país donde vivió, sin grandes inconvenientes hasta su deceso el 4 de octubre de 2014.

Ante su incomoda presencia, expresando una madurez muchas veces oculta por los grandes medios, la sociedad haitiana y las víctimas de su régimen canalizaron sus reclamos de justicia a través de los tribunales competentes.

El fallecido dictador que nunca paso más allá de la frontera mantuvo amistades íntimas con empresarios, altos cargos militares y reconocidos juristas dominicanos, para quienes fue un socio importante.

Anuncios

Entry filed under: DESAHÓGATE. Tags: , , , , , , , .

Arranca bien el Segundo Festival Cultural Indígena Cuevas del Pomier Llaman a participar en Segunda Jornada de Visibilización del Cimarronaje

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Calendario

octubre 2014
D L M X J V S
« Sep   Nov »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

Most Recent Posts


A %d blogueros les gusta esto: