¿Las ideas socialistas de Bosch constituyen un retroceso?

16 marzo, 2015 at 00:39 Deja un comentario

Por Rafael E Jiménez Pérez

Rafael E.  Jiménez Pérez.

Rafael E. Jiménez Pérez.

SANTO DOMINGO. El lunes 9 de marzo el matutino “Diario Libre” (2015:16) publicó una entrevista realizada al Embajador de la República Dominicana en los Estados Unidos de Norteamérica, José Tomas Pérez, quien afirmó que si el PLD se hubiera quedado bajo el esquema de gobierno socialista que promovía su fundador, “el extinto ex presidente Juan Bosch, la República Dominicana habría retrocedido”.

El señor José Tomas Pérez, miembro del Comité Político del PLD, en receso, no presentó ninguna sustentación teórica y política sobre su acusación de que las ideas socialistas del profesor Bosch constituyen una amenaza al desarrollo económico, social, cultural… de la República Dominicana. Más bien, se limitó a lanzar un recurso propagandístico que procura denigrar la figura del otrora líder del partido morado. Todo parece indicar, que su experiencia diplomática por Norteamérica le permitió acercarse al manual de guerra de los Estados Unidos para iniciar contra las ideas socialistas y Bosch una estrategia de propaganda de baja intensidad a fin de borrar cualquier situación de desafecto del imperialismo contra su partido de cara a las elecciones nacionales y municipales de 2016.

Ahora bien, ¿cuál es el verdadero camino de retroceso en la República Dominicana? ¿Las ideas socialistas de Bosch? El sábado 15 de diciembre de 1973 el profesor Juan Bosch pronunció el discurso central del Congreso Constitutivo Juan Pablo Duarte, donde definió el alcance de la primera parte de la doctrina del Partido de la Liberación Dominicana con pocas palabras: “El PLD se propone terminar la obra que empezó Juan Pablo Duarte”

En ese mismo discurso, Bosch advirtió: “Terminar la obra que empezó Juan Pablo Duarte no es una tarea fácil, y a medida que el tiempo va pasando será menos fácil, cada vez menos fácil”. 41 años después de ese discurso, se reafirma que Bosch tenía razón. Pues, en el seno del partido que fundara, la pequeña burguesía ha tomado el control político del PLD, creando la fantasía de que han superado el pensamiento político del ex presidente, calificándolo de retroceso, mientras se sumergen en las formas de dominación imperialista bajo el esquema de gobierno neoliberal.

Bosch, 41 años atrás exponía como razones, que terminar la obra de duarte, no era tarea fácil, porque para esa fecha la dominación a que eran sometidos los pueblos pequeños y débiles como la República Dominicana no era la de la ocupación armada llevada a cabo por un ejército extranjero.

“Esa ocupación puede producirse, pero no es absolutamente indispensable como lo era en los tiempos de Duarte. Ahora hay maneras ocultas de tener a un país en condición de territorio dependiente. A ese país se le deja con su nombre de república, con su gobierno y sus fuerzas armadas, con sus cámaras de diputados y de senadores, con su bandera y con su himno”.

El fondo de la crítica del señor José Tomas Pérez a Bosch, consiste en el hecho de que para el fundador del PLD la tarea difícil de terminar la obra de Duarte la inscribió en el marco de una estrategia socialista donde la liberación nacional se convierte en su antesala. Y la actual dirección política de esa organización se desvió de ese camino, adoptando el neoliberalismo, que según el ex secretario general del partido morado evitó que la República Dominicana retrocediera.

El embajador Pérez, quien renunció al pensamiento político e ideológico del profesor Juan Bosch, engavetó la tesis del fundador del PLD sobre la burguesía dominante y burguesía gobernante. Por eso no logra entender que el liberalismo burgués se fundamenta en una teoría económica que surge para contrarrestar, en el siglo XVIII, la concepción dominante de las monarquías absolutas europeas, que entendían que las riquezas de sus naciones consistían en acumular oro y plata, por medio de la conquista y el comercio explotador. Adam Smith, por el contrario, sostuvo que la

“riqueza de las naciones es el trabajo de su gente”. Naturalmente, el trabajo debe ser generado por unas relaciones “libres” entre la burguesía y el obrero, esto es, el libre mercado. Bajo esa bandera se desarrollaron las revoluciones burguesas europeas y la independencia de los Estados Unidos de Norteamérica hasta la gran crisis de 1929, que dio paso al denominado modelo keynesiano.

La ausencia de una burguesía gobernante en el 1844 es lo que explica que el sector más atrasado de la economía, los hateros, tomaran el poder y persiguieran y asesinaran a los verdaderos patriotas dominicanos, organizados en la Trinitaria. Por eso no se pudo producir la transformación revolucionaria de toda la sociedad. Y esa es una obra que Bosch asumió terminar en el Congreso Constitutivo Juan Pablo Duarte. Para entender la significación de esa obra, se debe adoptar una teoría científica, que permita explicar la relación dialéctica entre la producción económica de la Republica Dominicana de 1844 y la estructura social que de ella se derivó. Pues, sólo de ese modo se podrá explicar la historia política e intelectual de todo el interregno de la lucha de clases en el país.

Reitero, que para entender el proceso histórico, que se inició el 27 de febrero de 1844, es conveniente examinar la tesis del profesor Juan Bosch sobre la burguesía dominante y burguesía gobernante en la región. Pues, tanto en el pasado modelo Keynesiano, así como en la presente situación de vuelta a la denominada concepción neoliberal, continúa siendo una propuesta teórica pertinente, con profundo rigor científico.

Sobre ese tema, el historiador y científico social ecuatoriano, Núñez Sánchez (2013:13), en un estudio introductorio sobre Bosch, intitulado: “Miradas sobre nuestra América”, afirma que Bosch demostró en sus obras de una constante hermenéutica, que el capitalismo en América Latina era atípico, pues, no había generado una estructura capitalista plena, ni las clases propias del capitalismo clásico, que se tradujo en la carencia de burguesías nacionales capaces de cumplir con las tareas históricas que son propias de tales grupos sociales, como la creación y defensa de un mercado interno, la promoción de un desarrollo autónomo o el fortalecimiento de una identidad nacional.

Precisamente, la ausencia de una burguesía gobernante que cumpliera el papel que correspondía asumir a una clase social propia del capitalismo clásico, tal y como afirma Bosch, es la explicación marxista, que permite entender, porque Bosch renuncia del PRD, partido policlasista, populista, fundado en sentimientos para constituir una organización revolucionaria que terminara la obra de Duarte: la revolución social dominicana. Por eso, la revolución no debe promoverse bajo el esquema clásico de las revoluciones burguesas contra las monarquías absolutas del siglo XVIII.

La ausencia de una clase burguesa gobernante en el país, llevó al profesor Juan Bosch al diseño de una organización revolucionaria, que para terminar la obra de Duarte bajo la bandera del socialismo, que es la única forma científica de superar las revoluciones burguesas clásicas, tenía que fundamentarse en un programa de formación política, porque siempre Bosch entendió, al igual que Lenin, que entre las causas que destruyen la unidad del partido, están, la deficiente preparación política-ideológica, deficiencia en los procesos de ingresos, que posibiliten el ingreso de elementos con cualidades negativas, la influencia de la actividad del enemigo, entre otras.

A pesar de que Bosch advirtió en el congreso fundacional del PLD como el tiempo se podría convertir en una variable letal orientada a obstruir la construcción, desarrollo y consolidación de una organización revolucionaria, que trabajara en la tarea de terminar la obra de Duarte, no pudo establecer mecanismos políticos para evitar que la influencia de la actividad del enemigo y la pequeña burguesía, que venía del PRD, terminara por abortar su obra. Todo parece indicar, que desde el mismo momento que se inició la primera fase de construcción, se infiltraron elementos, que siempre simularon una adhesión al líder para que no pudiese detectar sus verdaderas intensiones.

La confesión del señor José Tomas Pérez de que el PLD fue desviado de lo que denomina esquema de gobierno socialista para transitar por el esquema neoliberal, revela que esa conspiración contra Bosch se estuvo desarrollando de una manera simulada y sistemática hasta lograr los siguientes resultados:

1.- 12 años después de los trágicos hechos del 24 de abril de 1984, provocado por un modelo neoliberal, que significó un salto brusco de una economía primaria a una economía de servicios, el Presidente Leonel Fernández, del PLD, presentó en el mes de diciembre de 1996, un paquete de reformas neoliberales, que se expresaron: en la devaluación del peso, reducción en las tarifas de importación, que incrementó el déficit de exportación, en detrimento del sector productivo nacional, así como el incremento en los precios de los combustibles. Estas medidas se conjugaron con la privatización del heredado sector industrial y de servicios estatal, de la otrora tiranía trujillista como una forma de apostar a una economía orientada al mercado.

Una de las principales críticas al estilo neoliberal del gobierno peledeísta durante la administración del presidente Fernández, consiste en las grandes fortunas que sectores de la baja y mediana pequeña burguesía del partido morado han acumulado sobre la base de una bestial acumulación originaria desde el gobierno. Parecería si desde la cúspide del partido, se estuviese desarrollando ese proceso para dotar al país de una burguesía dominante y “gobernante”, con una brillante aureola de acumulación como sinónimo de corrupción y clientelismo. Pero los fines no se observan con claridad, pues, marchan sin ningún rumbo ideológico propio del sistema capitalista, en su confuso camino de ruptura con el pensamiento e ideología del profesor Juan Bosch. Se parecen más a la conducta social y política de las monarquías absolutas, que a una expresión burguesa clásica. Pues, su único interés ha sido acumular fortuna, sin ninguna ideología capitalista, a pesar de acomodarse al neoliberalismo, pero, con su agenda propia de enriquecimiento a través del gobierno. Situación atípitica, que ha recibido el rechazo del gobierno norteamericano y el pentágono, a pesar de su desprecio al pensamiento socialista de Bosch. Por lo tanto, es una “concepción” oportunista, renegada de la propia ideología burguesa y atrasada de la acumulación originaria como antesala al desarrollo del sistema capitalista, que no cuenta con el respaldo de los países que realizaron sus propias revoluciones burguesas. Pues, es una aventura pequeño burguesa que sólo sirve para acumular fortuna y convertirse en los nuevos millonarios del país.

2.– En cuanto al gobierno presidido por Danilo Medina, cabe preguntar, ¿ha mejorado el nivel de bienestar social de los dominicanos? El último informe de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), revela que el nivel de pobreza promedio en el Continente es del 28%, mientras que en Republica Dominicana alcanza un 40%. Ese mismo dato lo ofrece el Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo, que ofrece el pronóstico, en el mes de agosto de 2014, de que el 40.2% de los dominicanos viven en condiciones de pobreza, esto es, 3 millones 797 mil 003 personas.

De acuerdo al Banco Central dominicano, esa situación empeorará en el presente año, pues, proyecta que para el 2015, el desempleo será de 15.5%, cuando en el 2014 fue de un 14%, es decir, la perspectiva de la economía advierte un claro crecimiento del desempleo. Y con ello, un derrumbe de los niveles de bienestar de los dominicanos, lo que implica un retroceso, que se expresará en el crecimiento de la corrupción, atracos, narcotráfico, sicariato, atomización social…

3.– El desdeño por las ideas políticas de Bosch se acentuó con la apertura populista, que la dirección política del PLD empezó a promover desde la campaña de 1996, permitiendo que la atomización social provocado por la visión neoliberal dominante desde el gobierno perredeísta del doctor Salvador Jorge Blanco, minara las filas del partido con todos sus vicios y desviaciones políticas. Contrario a la corriente derechista dominante en el Comité Político, al referirse a las condiciones que se necesitan para ser miembro del PLD, Bosch advirtió, “no todo el mundo está dispuesto a sacrificar tiempo y energía en servicios del Partido, y el que no se sienta dispuesto a hacer eso no cabe en el PLD como miembro”.

Mas adelante, agrega, “Los partidos no tienen que ser mayoritarios. Lo que tiene que tener un partido político no es una mayoría de miembros sino una autoridad moral sobre el pueblo”. Termina esa idea, diciendo, “En el PLD no necesitamos cientos de miles de miembros sino capacidad política y mucha capacidad de sacrificio”. Ahora, lo que se necesita es voracidad para acumular fortunas por vías ilegitimas.

4.– Con la entrada sin control a las filas del PLD de personas que provienen de una cultura atomizada, se ha convertido al partido en una organización populista, tal y como se expresaba Bosch del PRD, cuando en el décimo aniversario de fundación del partido, se publicó la obra: “el partido” (1984:1), en la que se afirmaba, “El PRD era un partido populista, en el que cabía todo el mundo sin que hubiese que hacer definiciones ideológicas, y el PLD no puede ser eso. El PLD tiene que ser un partido de militantes, y lo primero que se requiere para ser militante de un partido es aceptar y defender su posición ideológica sin titubeo”.

5.– Además de convertir al PLD en un partido donde cabe todo el mundo sin tener que hacer definiciones ideológicas, se destruyó el programa de formación política, se han cerrado todos los locales, el Comité Político, ha dejado de reunirse por la pugna de grupos primarios, que se disputan la candidatura a la presidencia de la Republica Dominicana, entre Danilo y Leonel.

6.– Esas pugnas son atizadas por la funesta presencia en el PLD de una atomización social, que ha permitido el desarrollo y consolidación de grupos primarios en las actividades políticas, que se movilizan alrededor de un liderazgo mesiánico, que tienen tanta fuerzas en el partido, que el propio José Tomas Pérez ha tenido que reconocer que no aspira a la presidencia de la Republica, por el PLD bajo el esquema actual de reelección, pues, considera que es una pérdida de tiempo para los nuevos.

La derechización del PLD viene generando una crisis sistémica de tal magnitud, que en ese partido nadie puede hablar de que existe una unidad de criterios, que se exprese a partir de la unidad del pensamiento, ideología y la unidad organizativa. El neoliberalismo adaptado a una forma extraña de ideología pequeño burguesa de la cúpula, terminó destruyendo la otrora disciplina consciente, que nacía de la educación política y la praxis como el motor impulsor de la fuerza política que daba la unidad del pensamiento, pertrechado como postulaba Lenin, “con el conocimiento de las leyes que rigen el desarrollo de la vida social, con el conocimiento de las leyes de la lucha de clases”.

Por el extraño camino pequeño burgués de acumulación originaria dominante en el PLD, jamás superaran al pensamiento, ideología y la unidad organizativa que siempre promovió el profesor Juan Bosch. Por el contrario, van derecho a sumergirse en la miasma del pantano. Y como escribió Bosch, en un artículo publicado el 28 de julio de 1972 en la revista “Política” del PRD, hay momentos históricos en que un pueblo tiene a la vez líderes revolucionarios y lideres contrarrevolucionarios; “unos al servicio de las clases y las capas que reclaman una revolución y otros al servicio de las clases y las capas y los países colonialistas (o uno de estos) que imponen la contrarrevolución a cañonazos”.

Señor José Tomas Pérez, usted está al lado de la contrarrevolución desde el mismo momento que se separó de las ideas revolucionarias y socialistas del profesor Juan Bosch. Y eso hace muchos años que está registrado en los archivos de Estados Unidos. Por eso, comete un grave error al creer que puede engañar al imperio con su cortina de humo tangencial, tratando de presentar al PLD como una organización que rompió con Bosch para ganarse la confianza del pentágono y ocultar el verdadero problema: la acumulación desmedida de fortunas a través del gobierno. Disfrute de las riquezas que coyunturalmente le está dando el retroceso. Su insolencia contra Bosch, me lleva a recordar la vieja frase China: “EL PEZ EMPIEZA A PODRIRSE POR LA CABEZA”

14 de marzo de 2015

Anuncios

Entry filed under: DESAHÓGATE. Tags: , , , , , , , , .

Por qué me retiré del acto “Orlando Martínez, 40 Años Después”, convocado por el Museo y la Alcaldía de San Juan de la Maguana CSW59: Sensación de desencanto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Calendario

marzo 2015
D L M X J V S
« Feb   Abr »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

Most Recent Posts


A %d blogueros les gusta esto: