Otra reunión “histórica” en Jimaní

18 marzo, 2015 at 15:53 Deja un comentario

Por Edwin Paraison

Edwin Paraison.

Edwin Paraison.

Si nos basamos sobre los discursos de los dirigentes y acuerdos técnicos firmados entre Haití y República Dominicana desde 1996, diríamos que teóricamente hay un interés en propiciar un ambiente adecuado para la cooperación y la paz. Sin embargo, faltan acciones políticas tendentes a la reconstrucción real de los lazos entre los dos países.

Así, los vibrantes discursos de Punta y Juan Dolio, en el marco del diálogo bilateral de alto nivel calificado de histórico el año pasado, no eran por si solos suficientes para motorizar los cambios estructurales en las relaciones binacionales, de tal modo a evitar la recién crisis diplomática.

Esta última, creada alrededor del colgamiento de Henry Claude Jean con los incidentes previos y posteriores en Santiago y Petion Ville, toma cuerpo por, de un lado, la cooptación oficial de una actividad de la sociedad civil, y del otro, el sutil uso político en un contexto de presión sobre el tema haitiano.

Los cancilleres, como principales protagonistas, hicieron las paces al arribar al “Acuerdo de Jimaní” el 13 de marzo en una reunión nuevamente calificada de “histórica”.

Lamentamos no compartir esa apreciación; pero como Rochambeau, quien valoró el heroísmo de (François) Capois La Mort, en un episodio muy interesante de la guerra de la independencia de Haití en 1803, los analistas haitianos debemos reconocer una victoria diplomática dominicana por la sagacidad del ministro de asuntos exteriores.

Su estrategia en cuatro pasos dio resultados eficaces: 1) nota enérgica de protesta y de rechazo total de las acusaciones haitianas, 2) llamado a consulta del embajador y evacuación del personal diplomático no prioritario, 3) cierre de los consulados y 4) acorralamiento internacional de Haití, notablemente con las declaraciones que produjeron el Parlacen y la oficina local de la OEA, entre otros.

El gobierno dominicano, en posición de debilidad tras el ahorcamiento de Santiago, pudo revertir dicha situación hasta tal punto de no conformarse con una correspondencia sino exigir a Haití de presentar un plan concreto de protección de sus consulados. ¿Cuál fue la exigencia haitiana?

Tres temas pudo Haití haber puesto en la mesa. En primer lugar, las repatriaciones violatorias al decreto 327-13 sobre el Plan de regularización. No se trata de las devoluciones fronterizas de quienes recién cruzaron, sino operativos militares que se llevan a cabo particularmente en los bateyes de Barahona desde el mes de febrero. ¿Cuántos son de los 30,000 repatriados por el Ejército? no hay precisiones.

En segundo lugar, la violencia dirigida hacia la comunidad haitiana. Desde principios de año con los dos últimos casos de Santiago del recién fin de semana, ya se calculan a 15 los muertos incluyendo un menor, y una mujer violada. El Nacional en su edición del 3/03/2015 menciona algunos, pero todos, son casos donde no hay un móvil claro. Hay quienes hablan ya de “masacre de baja intensidad”.

Tercero, al ser recientemente acusada de tener “doble cara”, la parte haitiana pudiera haber señalado, la tolerancia oficial debido a compromisos político-electorales de posicionamientos anti haitianos que provienen de órganos públicos o asumidos por funcionarios gubernamentales o estatales dominicanos.

Aunque tengamos que lamentar los incidentes que enlodan desde principio de año las relaciones entre los dos países, sentimos una justa satisfacción que nuestras humildes sugerencias se están tomando en cuenta frente a la gravedad de la situación.

En tal sentido hay que saludar la campaña ya lanzada en Haití, por la cual igualmente se comprometió República Dominicana en la reunión de Jimaní. Es una iniciativa cuya necesidad no hemos dejado de plantear desde el año 2005 (Hoy 16/05/2005 Paraison pide campaña de amistad).

Asimismo, se debe señalar, la intervención directa que hemos recomendado a los dos mandatarios en sendos discursos a sus naciones, lo cual ya cumplió el haitiano recientemente en la ciudad de Leogane (DL 8/12/2013 “Pide a Medina y Martelly pronunciar discursos para bajar tensiones). Naturalmente se espera alguna intervención pública de la parte dominicana.

Lo histórico vendrá por un acuerdo bilateral inspirado del tratado franco-alemán del Eliseo de 1963 con una verdadera voluntad política de extirpar los problemas desde la raíz a través de múltiples programas de intercambios buscando la convivencia pacífica para siempre.

Mejor prevenir el fuego que tener que apagarlo.

El autor es sacerdote anglicano, antiguo funcionario diplomático y gubernamental haitiano. Actualmente, Director Ejecutivo de la Fundación Zile.

Anuncios

Entry filed under: DESAHÓGATE, RELACIONES RD-HAITI. Tags: , , , .

Constitucionalistas realizarán encuentro para difundir programa del 50 aniversario Guerra de Abril de 1965 Convergencia por un Mejor País No, Revolucionaria sí

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Calendario

marzo 2015
D L M X J V S
« Feb   Abr »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

Most Recent Posts


A %d blogueros les gusta esto: