La locura del poder

Por Sergio Terrero Bello

En las elaboraciones mentales de un criminal para atacar a sus víctimas, este crea una realidad en su interior que le sirve para lograr sus objetivos. Ese estado mental se agrava, cuando el criminal se siente acorralado, sea ese acorralamiento real o imaginario. Es ahí cuando llega a confundir la realidad con sus fantasías, y sus fantasías se convierten en su realidad.

Ese es el estado más peligroso en la mente de un psicópata, porque es cuando se le activan todos sus demonios, como mecanismo de defensa, dándole mayor capacidad real de dañar literalmente a más personas que estén en su entorno, porque ha perdido su autocontrol, que le servía como herramienta para maquinar todos sus crímenes.

Se sabe que el momento más peligroso en la vida de una persona cuando se está al alcance de una fiera, es cuando la fiera se siente herida de muerte. Solo espero en Dios, por el bien de los Estados Unidos y de toda la humanidad, que este no sea el caso Trump.

Si tomamos lo anterior como un ejercicio de análisis de una situación real, y tomamos en cuenta lo que está viviendo la sociedad norteamericana en la actualidad, podríamos encontrar una aproximación a la explicación  de este fenómeno social, en la relación que existe en una sociedad, entre El poder, la subjetividad y la salud mental, asumiendo que estos tres elementos son un producto histórico, y que surgen de un proceso propio y particular, según determinadas variables políticas, económicas y culturales, a sabiendas que estos tres elementos sufren transformaciones en cada contexto espacial y temporal, porque forman parte de un mismo sistema.

Esta dinámica en la construcción de nuestra subjetividad, la podemos advertir en Foucault (2003) en “El Sujeto y el Poder”, quien plantea: “Hay dos significados de la palabra sujeto; sujeto a otro por control y dependencia y sujeto como constreñido a su propia identidad, a la conciencia y a su propio autoconocimiento. Ambos significados sugieren una forma de poder que sojuzga y constituye al sujeto”. Cabe entonces resaltar que es la cultura la que tiene un papel importante en la construcción de la subjetividad de los individuos en una sociedad.

Desde una perspectiva antropológica, desde el Estado se debe conocer cómo se construye y se reproduce esta subjetividad, para que, desde el Estado, a través de sus instituciones correspondientes, se elaboren políticas públicas para el desarrollo de herramientas que promuevan la salud mental de nuestros gobernantes como un elemento clave en el ejercicio del poder.

*El autor es antropólogo y profesor de la UASD

Un comentario

  1. A ese tipo de persona se le puede desarmar con argumentos lógicos justificados y con la legislación vigente.

    Lo que llama la atención es que el supuesto psicópata nunca bombardeo a ningún país y su adversario político, quien lo venció en la contienda política, en su calidad actual de presidente de los Estados Unidos ya, en menos de dos meses ha bombardeado un país y matado personas inocentes.

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s