El zigzagueo político e ideológico made in República Dominicana

Por Bienvenido Scharboy Almánzar

De acuerdo al diccionario de la Real Academia Española (RAE) zigzaguear es la acción de “andar en zigzag”, cuya práctica tiene un parecido a serpentear; pero que no es lo mismo, pues, esta última palabra significa “moverse o extenderse formando curvas y vueltas como la serpiente”.

Zigzaguear y serpentear, aunque parecen sinónimos no lo son, sin embargo, tienen en común el zigzag o movimientos en líneas o en curvas que pueden ser desarrollados, tanto abajo como arriba de algo, y esa cosa buena para zigzaguear puede ser el poder político o económico, el Gobierno o instituciones públicas y privadas que confieren prestigio o grandes sumas de recursos, aunque sean mal habidos.

No hay que ser un erudito de la política para darse cuenta de que intento referirme a una práctica que se ha ido institucionalizando en nuestro país, de manera silenciosa; pero a veces es tan evidente que pasa no tan desapercibida.

Los y las practicantes de esta política disfrazan sus saltos o retrocesos “ideológicos” con un discurso de supuesta preocupación por el bien común; pero en el fondo no es más que un dañino e inmoral “zigzagueo político e ideológico”.

Traigo esto a colación, porque recientemente he observado en las redes sociales el advenimiento de muchas personas, que en el pasado abrazaron la militancia de izquierda; pero la abandonaron en una época por frustraciones, en unos casos, o por beneficios individuales, en otros; y ahora aparecen “preocupados” por la situación actual y el destino del movimiento revolucionario dominicano.

Esta hemorragia de recursos humanos, de manufactura izquierdista, hacia otros litorales políticos, se comenzó a profundizar con la caída del llamado “socialismo real” en la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) o Unión Soviética, con la aplicación de la llamada “Perestroika”, de Mijaíl Gorbachov, proceso que comenzó en 1985 y culminó en 1991, con la proclamación de 15 repúblicas independientes.

Además, contribuyó a este desaliento ideológico el derrumbe del Muro de Berlín, en Alemania, en 1989 y el inicio, en 1990, de la desaparición de la República Popular Socialista en Albania, después de 46 años de gobierno del Partido del Trabajo de Albania (PTA), bajo la conducción de su líder, Enver Hoxha, fallecido el 11 de abril de 1985.

Previo al derrumbe del Muro de Berlín, en 1989, otro balde de agua fría que cayó sobre los seguidores de las ideas marxistas, fue la teoría del Fin de la Historia de Francis Fukuyama, y el surgimiento de debates sobre el “fin de las ideologías y de la lucha de clases”, y, en medio de esta confusión ideológica, surgió una especie de complejo o vergüenza, debido a que a los seguidores y seguidoras de los proyectos revolucionarios los tipificaban como “desfasados”, “románticos” y “anclados en el pasado” y muchas organizaciones y militantes llegaron a arriar la bandera de la revolución.

Se marcharon en un momento difícil

En todos esos años, hubo quienes abandonaron las filas revolucionarias y se fueron a hacer causa común con el enemigo, directa o indirectamente.

Otros “izquierdistas” se fueron del país a acumular fortunas, la mayoría de forma honesta, otra parte mediante negocios turbios, incluido el narcotráfico.

Una porción de esos “izquierdistas arrepentidos” se quedó en el país y se pasó a los partidos tradicionales en el poder, o con posibilidades de llegar al Gobierno, para conseguir un cargo o una candidatura los más renombrados o un empleo, aquellos de menor categoría dirigencial. También aparecieron seguidores de la famosa frase: “Tengo un corazón de izquierda y un estómago de derecha”

Desde sus nuevas parcelas, muchos de esos ex izquierdistas se convirtieron en “reaccionarios confesos” y en enemigos de las ideas que antes profesaban, es decir, comenzaron a graduarse de renegados profesionales.

De igual manera, hubo un grupo significativo que se quedó en la periferia observando “el descalabro” de la izquierda, mientras una generación de hombres y mujeres, principalmente jóvenes, luchaba contra la corriente para que no sucumbieran las organizaciones que sobrevivían a la debacle del movimiento socialista mundial.

Hoy aparecen como falsos mesías

Independientemente de los errores de nuestra izquierda, hay quienes la defendemos y la hemos acompañado en muchos procesos, aunque de forma paralela la hemos criticado, con el objetivo de que supere sus errores y enderece el rumbo hacia un futuro más promisorio.

Sin embargo, hay que diferenciarse de algunos falsos mesías y profetas, que desde sus trincheras virtuales y militancia de derecha, bajo una supuesta preocupación por la situación de la izquierda, están solo rememorando episodios negativos de una época o errores cometidos por ésta en su accionar para enfrentar a las fuerzas represivas, que siempre han luchado por destruir a la izquierda.

Hoy despotrican a la izquierda dominicana por no haber hecho “algo”; pero de forma irresponsable no hacen un “mea culpa” porque fueron corresponsable de esa inanición, cuando jugaron roles de dirigentes.

Para estos personajes, al parecer, la izquierda dominicana no tiene nada positivo ni ha hecho aportes a la lucha por la democracia, para lo cual ha derramado la sangre generosa de sus mejores hombres y mujeres.

Hay que desentrañar las verdaderas intenciones de estos críticos y repentinos preocupados por la izquierda y ver si su verdadera misión es llevar el desaliento hacia presentes o futuros seguidores de las ideas revolucionarias.

Las críticas siempre serán bienvenidas, sin son para enriquecer un proceso y que los errores del pasado no se repitan; pero no solo deben sacarse los trapitos sucios, sino también vender a las presentes y futuras generaciones, que el presente y el futuro del pueblo dominicano será más luminoso si se comienza a escribir con la izquierda.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s