El 12 de octubre de 1492 la isla estaba cubierta e inexistente, al parecer por eso la “descubrieron”

Por Héctor Miolán 

“El cinismo, hecho desvergüenza en las mentalidades de unos pocos hispanofilos, neocolonialistas, quienes exhiben descaradamente su orgullo de una supuesta mejoría de razas a la llegada de un genovés degenerado y otras escorias del imperio español; esos son los guacanagaries de hoy, quienes aún viven estacionados en el 1492”.

La empresa aventurera de Cristóbal Colón, financiada por el reinado español, fue el producto del ansia expansiva del capitalismo naciente en Europa, recuérdese que Genova, Italia, de dónde provenía Colón, fue de las primeras ciudades donde el capitalismo tuvo sus grandes auges.

El afán capitalista de Colón lo llevó a aventurar, si así se puede decir, por los mares del mundo, por la parte supuestamente desconocida por ellos, los europeos capitalistas.

Producido el “descubrimiento” o el asalto de nuevos territorios, se produce una onda expansiva que aún nos sigue perjudicando.

La extinción de la totalidad de nuestros aborígenes, los cuales se le siguen llamando Indios de manera despectivas.

Colón y todos los que vinieron después sentaron las bases para la explotación étnica, cultural, y sobre todo, la explotación económica de nuestros recursos naturales y humanos. Cuestión que hasta hoy día en pleno siglo XXI sigue su curso, pero esta vez de manos de los imperialistas estadounidenses, canadienses, franceses, etc.

A todo esto, sin duda hemos tenido guacanagaries, pero por otro lado muchos en resistencia, como Lemba, Hatuey, Caonabo,  Anacaona, y los más actuales, como Cayo Báez, Jiménez Moya, Caamaño, El Moreno, Manolo y sus herederos actuales.

El 12 de octubre es para repudiar el inicio de la opresión en nuestra isla y para darle inicio a lo que es la verdadera lucha de clases en contra de los opresores modernos y su neoliberalismo.

Como reflexión de todas las tragedias pasadas y presente, nos queda como tarea primaria, construir una táctica política que traiga como resultado las alianzas en todos los niveles de las organizaciones revolucionarias y populares, por encima de las apetencias pequeño-burguesas, que presentan de manera oculta o cuando no abiertas o de soslayo.


 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s