Por la unidad clasista entre  explotados(as) y oprimidos (as) de los pueblos dominicano y haitiano

Por Hugo Cedeño

La tradición del movimiento obrero internacional ha sido la solidaridad y coordinación entre los trabajadores y pueblos explotados contra sus enemigos comunes.

Me refiero a la coordinación democrática y respetuosa desde sus organismos de base.

La clase obrera haitiana y dominicana tienen la necesidad de discutir cómo crear un instrumento de lucha contra la dominación imperialista y la burguesía en que se apoya en las dos naciones.

Ambos pueblos, en mayor y menor grado, son víctimas de la política de Estados Unidos y cuentan con una burguesía entregada en cuerpo y alma al dominio imperial.

Hace mucho tiempo que la burguesía de los pueblos coloniales o semi coloniales dejó de jugar un papel «progresivo» con respecto al imperialismo.

Aunque a veces tengan roces, como países donde gobiernan sectores auto titulados de «izquierdas», lo cierto es que terminan protegiendo el régimen burgués y controlando los aparatos de estado al servicio de una camarilla privilegiada sin afectar la propiedad privada sobre los principales medios de producción y mucho menos las grandes empresas monopólicas.

¿Cómo puede salir Haití de la pobreza estructural a que ha sido sometida?

Lo mismo podemos preguntar sobre República Dominicana.

La única manera, desde el ángulo revolucionario, sería, que la clase obrera, sectores populares, campesinos y demás explotados de ambos países construyan de manera unificada sus propios organismos de lucha independientes a las organizaciones imperialistas y burguesas que buscan la hegemonía en ambos lados de la Isla.

¿Cómo es posible que las explotados y oprimidos de Haití no llamen a los de República Dominicana a la coordinación y solidaridad?

¿Y cómo explicar que desde República Dominicana no se plantee ese camino?

En ambos casos, el demiurgo del asunto está en el carácter de clase de las direcciones políticas y populares que son la cuarta pata de la mesa del régimen burgués semi colonial.

A mi manera de ver la situación que reina en ambas partes de la Isla tiene que ver con la orfandad de direcciones revolucionarias que se ganen el corazón de las masas para derrotar sus enemigos comunes y crear democráticamente nuevas formas de relaciones entre ambos pueblos basadas en la solidaridad y el respeto a las diferencias.

El imperialismo y nuestras respectivas burguesías, solamente desean mantener y perpetuar la dominación y saqueo de la Isla y para eso hacen todo lo posible por mantener a los oprimidos y explotados separados mediante  la represión, chantaje y control de «sus cabezas», como me dijo Antonio, un joven militante haitiano hace más de una década.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s