Llamado a defender cañeros en lucha y enfrentar a los pseudo-nacionalistas

Por Bienvenido Scharboy Almánzar

Foto Guillermo Casado.

Hace varios años extrabajadores de los ingenios, conocidos como los cañeros, han estado luchando para que el Estado dominicano les conceda una miserable pensión, que por derecho les corresponde por haber trabajado hasta envejecer, en los ingenios azucareros privados y públicos, y haber cotizado a la seguridad social.

En todos estos años, la lucha de estos humildes trabajadores del machete y el sudor proletario, ha estado dirigida por la Unión de Trabajadores Cañeros, que lidera Jesús Núñez, y han conseguido victorias parciales, pues, han logrado pensión para un grupo reducido de cañeros, por la presión que han ejercido a diferentes gobiernos de turno, incluido el actual del Partido Revolucionario Moderno (PRM) y Luis Abinader, que tampoco ha cumplido con todas las promesas hechas a este sector.

Ahora en medio de la reactivación de la campaña antihaitiana y xenófoba que promueve el Gobierno con el apoyo de algunos partidos de oposición, los denominados grupos pseudo-nacionalistas “No tenemos miedo”, que encabeza un esquizofrénico llamado Manny Solando y “La antigua orden” se han atribuido el derecho a decidir quién o quiénes deben reclamar sus derechos.

Estos “pseudos-patriotas de poses” han llamado a boicotear y amenazar la marcha que todos los lunes organizan los cañeros hacia el Palacio Nacional, y con bravuconadas han amenazado con agredir a unos ancianos que solo reclaman la miserable pensión que se ganaron en los ingenios.

Pero lo más grave del caso es que las autoridades del Gobierno en vez de garantizar el derecho a la protesta pacífica de los cañeros, han protegido la ilegal medida de los pseudo-nacionalistas y les han permitido colocarse frente a la casa de gobierno con armas de fuego; machetes y cuchillos para agredir a estos envejecientes.

Y en una actitud, parecida a una comedia de Cantinflas, la Policía Nacional, cumpliendo órdenes superiores, impidieron en dos ocasiones la salida de la marcha de los cañeros en la avenida Máximo Gómez con Ovando, el pasado lunes con el risible argumento de evitar enfrentamientos; pero dejaron a su libre albedrío a los grupos xenofóbicos frente al Palacio Nacional, armados hasta los dientes.

Ese día citado, el comandante de las tropas policiales informó a los cañeros que tenía orden “de no dejarlos marchar, porque un grupo lo estaba esperando con machetes y cuchillos frente al Palacio Nacional para agredirlos”, sin embargo, las autoridades dejaron a los pseudo-nacionalistas tranquilos y sin molestarlos.

En esos escenarios el tal Manny Solano acostumbra a pronunciar frente a la prensa unos discursos “incendiarios” y de llamados a la violencia, sin que nadie lo ponga en su lugar.

Es tiempo ya de que las organizaciones progresistas, principalmente de izquierda, asuman posiciones frente a estos pseudo-nacionalistas que se creen dueños del país y con derecho a boicotear las actividades con las que ellos no están de acuerdo, porque su enfermizo olfato racista le huele a “enemigos de la patria”. Son “valientes” cuando hablan del tema haitiano; pero sumisos frente a la injerencia de los Estados Unidos en los asuntos de nuestro país.

Exhortamos a la izquierda dominicana (MPT, MPD, PCT, FR, Caamañistas, MIR, PUC, Frente Amplio, MST, Poder Real, trokistas, hombres y mujeres sin partidos, entre otros), así como a la Coordinadora Popular Nacional, el Bloque Popular “Jesús Adón”, el Frente Amplio de Lucha Popular (Falpo), y a las organizaciones estudiantiles de la UASD, a que unidos redoblemos el acompañamiento a los cañeros en su lucha y en su próxima marcha los acompañemos, para defenderlos de una posible agresión de estos fanáticos y criminales pseudo-nacionalistas y si se atreven darles una lección y además defender el sagrado derecho a la protesta de los sectores en lucha.

Debemos enfrentar con inteligencia los planes del Gobierno de reprimir de forma solapada la protesta de los cañeros, con el argumento de evitar enfrentamientos. Las autoridades están obligadas a velar por la seguridad de las personas que ejercen el derecho a demandar sus reivindicaciones.

Debemos estar en primera fila, en defensa de los derechos de los cañeros y enfrentar a los criminales pseudonacionalistas y sus cómplices.

¡Haga cada uno su parte de deber, y nada podrá vencernos!,

José Martí

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s