Investigación desnuda plan de acusar al MPD del crimen de Miriam Pinedo

El informe publicado en 1979 reitera e identifica a Manolo Plata como agente de la CIA y autor de los asesinatos del Moreno y Miriam

Por Bienvenido Scharboy

Recientemente desde Bruselas, Bélgica, con tentáculos en nuestro país, se ha reactivado la campaña contra el legado, la gloria y el prestigio que a lo largo de más de seis décadas se ha ganado en el corazón del pueblo el Movimiento Popular Dominicano (MPD), por su intransigencia contra el enemigo de clase, contra el capitalismo y de combate frontal contra el imperialismo norteamericano.

Esa campaña perversa y de denuesto, aunque no es vieja, ha resurgido desde el pasado año con la publicación de la novela titulada “Morir en Bruselas”, en la que su autor el dominicano Pablo Gómez Borbón intenta “desentrañar”, supuestamente sin ficción, la historia sobre los asesinatos de Maximiliano Gómez (El Moreno), eterno secretario general del MPD y de Miriam Pinedo, viuda de Otto Morales, ocurridos en Bruselas, en mayo y diciembre de 1971, respectivamente.

Así como ha sido mucha la bulla hecha sobre la novela de Gómez Borbón, más intenso ha sido el coro que se ha sumado a las voces que intentan acusar a la dirección del MPD, de entonces, del horrendo crimen de Miriam Pinedo, y presentar los dos lamentables sucesos como resultado de las contradicciones internas al interior de la organización de izquierda más antigua del país, y liberar de responsabilidad a la Agencia Central Inteligencia Norteamericana (CIA) y a Freddy Díaz, mejor conocido como Manolo Plata, infiltrado en las filas emepedeístas durante muchos años y responsable de las muertes de Miriam, El Moreno y otros revolucionarios, principalmente de la zona norte del Distrito Nacional, donde residía este traidor y funesto personaje.

El MPD durante estas cinco décadas, por diferentes medios y en varias coyunturas, ha establecido que su dirección no autorizó el horrendo crimen de Miriam y que el de ella y El Moreno fueron ejecutados por Manolo Plata, presuntamente –agregamos nosotros- junto a otros cómplices, ignorando las órdenes emanadas desde Santo Domingo, en cumplimiento con su misión de infiltrado de la CIA.

El autor de “Morir en Bruselas” ha fundamentado su novela, principalmente, en los relatos del señor Hugo Hernández Alvarado, exmilitante del MPD, unos de los presos políticos liberados junto a El Moreno, a cambio del agregado militar norteamericano Donald J. Crowley, que había sido secuestrado por un comando revolucionario y que aparentemente él si participó en el asesinato de Miriam desoyendo las directrices de la dirección emepedeísta; asumiendo las órdenes de Manolo Plata. Esto se deduce por lo que ha narrado; pero ese tema hay que abordarlo más adelante, de forma más amplia.

En interés de seguir aclarando el crimen de El Moreno y Miriam Pinedo y sus responsables publicamos  el que considero el informe más detallado publicado por el MPD, en mayo de 1979, en una edición extra del periódico “Libertad”, a propósito de ese año cumplirse el octavo aniversario de ambos crímenes.

Como escribió el exdirigente del MPD, el respetado compañero Rafael Chaljub Mejía, sobre las declaraciones de Hugo Alvarado Hernández, ofrecidas en un acto en homenaje a Miriam Pinedo, en Bruselas, el pasado noviembre y reproducidas hace varios días morbosamente en nuestro país, “su desafortunada afirmación, viene a ser un golpe más al nombre histórico y a las glorias de un partido que a pesar de sus errores, marcó con heroísmo la historia de la lucha por la libertad y la democracia en nuestro país”.

De igual manera, un ex militante y exdirigente regional del MPD, Freddy González, luego de la publicación de las desafortunadas declaraciones de Hernández Alvarado, escribió en un artículo “creo que querer buscar otros responsables de las actuaciones del grupo que la ejecutó, es un acto de irresponsabilidad de Hugo Hernández Alvarado, y en el caso de que él tenga las pruebas de quién o quiénes dieron las órdenes desde territorio dominicano, para la ejecución de Miriam, debe decirlo con responsabilidad y no echar un cubo de excrementos sobre una entidad que, como el Movimiento Popular Dominicano (MPD), tiene reservado un lugar cimero en la historia de la lucha libertaria de nuestro pueblo”.

En este blog están publicados los artículos mencionados y una declaración de la dirección actual del MPD sobre el tema, que pueden ser consultados.

A continuación, el informe de la investigación realizada por el MPD y publicada en mayo de 1979, con datos ofrecidos por actores o testigos de esos acontecimientos, cuyos nombres se omitieron, asumo, por razones de seguridad en esos momentos.

Esperamos que esta información pueda ser reproducida, sin importar la militancia de quienes la lean y si están organizado o no en la izquierda, como una contribución al debate y en defensa del legado histórico del Movimiento Popular Dominicano escrito con la sangre heroica de sus mártires y heroínas.

¡La CIA y Manolo Plata son los únicos responsables de los asesinatos de El Moreno y Miriam Pinedo!

¡Defendamos la trayectoria revolucionaria del MPD, que gente pusilánime ni traidoras ´pueden manchar!

¡Los que puedan contribuir a desenmascarar a los traidores y traidoras que hablen ahora!

¡El silencio es cómplice de la perversidad!

¡El combate sin miedo nos lo enseñó El Moreno!

NOTA: Me organicé en el MPD en el año 1975, hace un tiempo no milito en esta organización revolucionaria ni en otra; pero defiendo su legado histórico y saldré en su defensa cuando las circunstancias y la razón lo ameriten.

Contacto: eldesahogodominicano@gmail.com

//////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////

AQUÍ EL INFORME DE LA INVESTIGACIÓN SOBRE LOS CRIMENES DE EL MORENO Y MIRIAM PINEDO

EL MORENO, SU RECUERDO, SUS TAREAS EN EL EXILIO, SU ASESINATO Y VARIAS HIPÓTESIS SOBRE LA CIRCUNSTANCIA DE SU MUERTE

Este mes de mayo se cumplen ocho años que el gran dirigente revolucionario dominicano Maximiliano Gómez, EL MORENO, secretario general de nuestra organización, fue vilmente asesinado en Bruselas, Bélgicas.

Al momento de su muerte, El Moreno se encontraba en el exilio -cumpliendo con las tareas revolucionarias del Movimiento Popular Dominicano y en particular denunciando ante los pueblos del mundo las atrocidades que cometía el régimen de Joaquín Balaguer en la República Dominicana contra nuestro pueblo.

SU RECUERDO

La muerte del Moreno constituyó un golpe durísimo e irreparable a nuestra organización. En aquellos momentos históricos, no sólo comenzaba agudizar internamente en nuestra organización una tremenda lucha ideológica contra la pequeña burguesía (que dirigía Fafa Taveras y Moisés Blanco), sino que se iniciaban a desarrollar (como reflejo de la crisis mundial) las profundas crisis políticas y económicas que sacudían al régimen balaguerista (y que siete años después, en mayo del 1978, caería el monopolio del continuismo, por el cual él se batía). El Moreno en vida estaba en grado de contribuir enormemente en darle salida a estos problemas. El enemigo de clase no podía desistir de perseguir al Moreno, pues conocía de su madurez y preparación intelectual, de su origen social obrero y por ende de su intransigencia en el combate contra el imperialismo y Balaguer.

SUS TAREAS EN EL EXILIO

Fruto de su comprensión cabal, de su conciencia de clase, el Moreno supo manejar con habilidad el arte de la política criolla y en consecuencia realizó en el exterior vasto e interesante trabajo político.

El Moreno se convirtió virtualmente en el embajador en el exterior de la resistencia dominicana. Trabajó intensamente para lograr un mínimo de coordinación y unificación del movimiento revolucionario latinoamericano, proponiéndose la unidad entre las fuerzas de izquierdas que realmente combatieran los lacayos de turnos y la solidaridad fraternal entre éstas organizaciones.

Al momento de su vil asesinato estudiaba con profunda preocupación el inicio de la actual crisis económica internacional, y sobre la cual seguramente, estando vivo, habría podido dar serias e importantes contribuciones científicas para que nuestra organización pudiera interpretar más rápidamente los cambios socio-culturales que se producirían en nuestro país, y en tal sentido pudiera rectificar a tiempo sus errores cometidos.

Una de su más importante preocupación fue velar tesoneramente por mantener la cohesión orgánica e ideológica del grupo de exiliados que le acompañaba, en su mayoría miembros de nuestra organización, y que en marzo del 1970 fueran liberados de la cárcel a cambio de la libertad del Agregado Militar norteamericano en nuestro país, Donald J. Crowley.

PRESUNTAS RESPONSABILIDADES DE LA MUERTE Y NUESTRO OBJETIVO

El servicio de inteligencia norteamericano -CIA- y los testaferros de Balaguer, fueron quienes ordenaron y materializaron la muerte del Moreno.

Las investigaciones realizadas por nuestros miembros en el exilio conjuntamente con nuestros amigos internacionalistas nos han llevado a elaborar varias hipótesis en relación a quiénes específicamente podrían haber sido los ejecutores directos e indirectos y sobre quienes podrían caer las responsabilidades políticas del asesinato.

Además rendir homenaje a nuestro compañero El Moreno, el M.P.D. -Partido Marxista-Leninista- vista la imposibilidad de esclarecer con las pocas informaciones que posee sobre los responsables del asesinato declara de querer reabrir el caso solicitando la colaboración de la policía belga, país donde están los dossier de las muertes del Moreno y de Miriam Pinedo. Este empeño quiere demostrar que siempre, dónde y cómo se presentan, un movimiento revolucionario tiene el deber de remover aquellas sombras que obstaculizan su largo camino hacia el objetivo de la verdad.

ALGUNOS DETALLES SOBRE SU MUERTE

Un día antes del asesinato del Moreno, el sábado 20 de mayo (El Moreno fue asesinado el 21 de mayo y no el 23 como se ha hecho conocer en el país), los exiliados que se encontraban junto a él habían hecho una importante reunión para analizar las desviaciones de liberalismo y otros vicios que comenzaban a desarrollarse en el grupo.

De ella se extrajo la conclusión de que el próximo lunes 22 de mayo se continuaría la citada reunión para seleccionar dos miembros de la organización que tendrían la tarea de acompañar al Moreno donde quiera que éste estuviese o fuese.

Los dos últimos compañeros que vieron al Moreno con vida se retiraron de la casa de Miriam a las 11 de la noche, dejando allí a El Moreno.

En la reunión del mismo sábado se había acordado que el domingo 21 las ocho de la mañana, todos los miembros del grupo, Miriam y sus niños irían de pic-nic al principal bosque de la ciudad de Bruselas. Cuando el domingo 21 de mayo El Moreno y Miriam no se presentan a la hora y al sitio señalado de donde se partiría para el pic-nic, dos compañeros fueron a buscarlos a sus apartamentos.

Eran las 10 de la mañana de aquel 21 de mayo. Los compañeros le preguntaron a los niños, a los cuales encontraron despiertos y jugando por el apartamento, donde se encontraban Miriam y el Moreno, a lo que no pudieron contestar. Fue así que mientras los compañeros esperaban y se ocupaban de las tareas de los niños, decidieron por reiteradas veces sonar fuertemente en la puerta del apartamento del Moreno sin obtener respuesta alguna. Fue en uno de esos momentos que los compañeros se dieron cuenta de que la cerradura de la puerta estaba tapada con un pedacito de papel. Al quitar el papel que cubría el hoyo de la cerradura, vieron los dos cuerpos -el del Moreno en la cama y el de Miriam en el piso. Tiraron por tierra la puerta, llevaron en ambulancia los cuerpos al hospital -el de Miriam que respiraba y el del Moreno que no respiraba-; efectuaron también el primer sondeo de investigación en el micro-aparta mento antes que llegara la policía belga, y no encontraron nada de extraño, todo en orden. Solo el cuerpo del Moreno presentaba una seña de sangre en un labio.

NUESTRA INVESTIGACION

Una de nuestra hipótesis más ponderadamente reflexiva nos hace concluir que sobre el señor Manolo Plata -ex-miembro de nuestra organización y exiliado junto al Moreno e inclusive brazo derecho del Moreno en aquellos aciagos momentos- pueden caer serios indicios de culpabilidad en la ejecución directa de la muerte del Moreno.

Nuestras presunciones y sospechas parten del hecho que el señor Plata ha desaparecido -vía Canadá- para evadir la discusión del caso de la muerte del Moreno y de Miriam Pinedo. Un revolucionario a nuestro juicio, no debe desaparecer de su organización cuando sobre él pueden pesar ciertas críticas o cuando pesan sospechas graves como en éste caso en la muerte de un combatiente: quien abandona su organización contra-acusando a su misma organización como hizo Plata- no puede más que quedar automáticamente acusado del hecho que se quiere esclarecer.

Concretamente, cuando nuestros exiliados sospecharon de Plata, y quisieron reunirlo para tratar el caso -ya éste se encontraba en Canadá, país al cual se le había enviado desde Chile a realizar tareas políticas con otras organizaciones amigas, tendiente a acelerar la entrada clandestina de los exiliados- Manolo Plata, repetimos, respondió alarmado diciéndole a los compañeros exiliados, por escrito, que nuestra organización «quería matarlo».

¿Cómo llegaron las sospechas sobre éste señor?

En primer lugar examinando las declaraciones contradictorias que sobre la muerte del Moreno, que Manolo Plata le había registrado a Miriam Pinedo, viuda del compañero Otto Morales -Secretario General del M.P.D., asesinado en el país por la fuerza represiva de Balaguer en 1971. Miriam en aquel entonces   -acosada por la represión de Balaguer- se fue con sus niños a Bruselas, con intención de continuar su viaje hacia Cuba. El Moreno residía en París, pero de cuando en cuando venía a Bruselas a reunirse con el grupo que allí residía, y se hospedaba en un micro-apartamento que pertenecía al mismo apartamento de Miriam y sus niños.

A partir de este momento la construcción de nuestras hipótesis se fundamentaron en las declaraciones hechas en abril de 1973 por los dos ex-miembros de la organización, que Plata utilizó para vigilar a Miriam y como sus guardaespaldas.

Concretamente ellos dijeron a la organización, que las declaraciones grabadas por Plata a Miriam fueron sacadas bajo presión de éste. Confesaron también que fue el mismo Manolo Plata a matar a Miriam Pinedo. Expresaron además, que ellos vivían bajo amenazas de Manolo a fin de que ellos no dijeran nada a la organización sobre el destino de Miriam. Admitieron que Plata les había obligado a difundir la especie de que él –Manolo- había dejado libre a Miriam con el fin de hacer creer que fue la CIA quien la mató. Los dos ex miembros admitieron que tantos ellos cómo Manolo recibieron reiteradas veces la decisión del Comité Central del MPD en relación a que no se debía tener a Miriam en prisión domiciliar sino dejarla libre.

Inmediatamente después de la muerte del Moreno, Plata -siendo responsable del grupo en aquellos momentos- ordenó a los otros exiliados abandonar a Bélgica y Bruselas, argumentando que él conocía mejor ese país; fue así que él pudo dirigir las investigaciones por sí solo seleccionando a los dos testigos que ya hemos referido. La primera versión que Plata grabó sobre el caso del Moreno de la boca de Miriam fue que el Moreno había sido envenenado por ella para vengar a su marido, es decir, a Otto Morales. En esta grabación -según Plata- Miriam hace constar que los culpables de la muerte de Otto fueron El Moreno y el M.P.D.

La segunda versión que Plata grabó de Miriam fue que el Moreno murió mientras ellos dos hacían el amor.

La tercera versión grabada por Plata a Miriam fue que el veneno se lo habían entregado a Miriam un grupo de dominicanos residentes en Europa y con los cuales El Moreno sostenía relaciones políticas y sociales.

Los dos ex-miembros que estuvieron presentes vigilando a Miriam, admitieron que Manolo Plata de vez en cuando les relevaba del servicio, o les ordenaba ir a dar una vuelta por las calles, o les permitía que fueran al Cine para entonces él, Manolo, obligar a Miriam a declarar cuanto él quería.

Ahora pasamos a exponer la cuestión del veneno.

Según las grabaciones de Plata a Miriam, ésta admitió que ella le suministró el veneno al Moreno en una taza de chocolate que le llevó a tarde hora de la noche a su micro-apartamento. Igualmente se afirma en la grabación hecha por Plata a Miriam que al darse cuenta de la gravedad del error cometido -asesinado el Moreno- Miriam había decidido suicidarse abriendo el gas propano del micro-aparta mento y cerrando las puertas y ventanas. La policía belga dá la versión de la autopsia: se establece que El Moreno murió asfixiado por gas propano.

El grupo de exiliados fue informado por Plata -a través del método de las grabaciones- de ese resultado, e inmediatamente autorizó a Plata a ordenar con otros médicos una contra-autopsia. Del resultado de esa contra-autopsia Plata nunca informó con precisión nada, aducía tímidamente que los médicos le informaron que dicha autopsia se llevaba mucho tiempo y después difundió él mismo que la contra autopsia dio el resultado esperado: que el Moreno había sido envenenado con la administración de un potente veneno y no por el efecto: del gas propano.

SOBRE LA ACTITUD DE MIRIAM

No sabemos cómo Plata pudo engañar o hacerle creer a Miriam que él le mantendría la garantía de sus palabras y de sus promesas. De toda manera la actitud de Miriam de serenidad extrema hasta esperar lo peor, puede demostrar que ella podría no tener absolutamente ninguna vinculación en el asesinato del Moreno.

Lo que desmiente esto, por otra parte, es que parece ser que Miriam tenía seguridad y garantía en lo que le decía y prometía Manolo, en cuanto ella tuvo la oportunidad de escapar de la famosa prisión hecho comprobado cuando una vez ella logró evadir la vigilancia y salir a las calles y comunicarse con sus familiares en Santo Domingo a los cuales les solicitó el ticket de regreso. Por otra parte tanto en ese como en otro momento Miriam pudo a sabiendas de su inocencia e ignorando las intenciones de Plata solicitar protección a la policial belga cosa que evidentemente no hizo.

DOS POSIBLES HIPOTESIS SOBRE LA MUERTE DEL MORENO

Por el momento y en las actuales circunstancias de nuestras investigaciones podríamos formular las siguientes y posibles dos hipótesis:

1) Una hipótesis es aquella que en vez de ser Miriam quien le suministraba el veneno en la taza del -chocolate, fuera Manolo. Y que fuera este mismo que -sólo o en compañía de otras personas- que llegó a una cierta hora, desnudaran el cuerpo del Moreno y cumplieron la otra fase de la operación que sería drogar a Miriam previo chantaje contra ésta y poner su cuerpo junto al del Moreno.

Esta hipótesis podría ser aceptada si los dos testigos que violentaron la puerta, no se dieron cuenta, por el grado de emotividad recibido al ver los cuerpos inmóvi les, que algunas ventanas podrían estar abiertas.

2) Una de la hipótesis más creíble es aquella que Miriam estuviera implicada en la muerte del Moreno bajo los efectos del chantaje de asesinarle sus propios hijos y quizás hasta ella misma o que igualmente actuara bajo los efectos de drogas. Esto podría ser confirmado en cuanto si las puertas y las ventanas del micro-apartamento donde vivía o dormía el Moreno fueron encontradas herméticamente cerradas, partiendo de las informaciones que nos refirieron los dos testigos, los cuales fueron los primeros que se dieron cuenta, a las 10 de la mañana, del día siguiente o sea, el 21 de mayo.

Respecto al tentativo de implicación del grupo de nacionales, de que se hace alusión en las grabaciones, nuestra organización no ha podido concluir todavía nada, dado el carácter casi perfecto de cómo la CIA -que es nuestra convicción- ha organizado esta acción. Una acción muy bien premeditada, muy bien preparada y cumplida con escrupuloso rigor típico de perfectos criminales a sueldos y vendidos ignorantes que despiertan sus inteligencias y alienaciones sólo a través del dinero.

SOBRE LA MUERTE DE MIRIAM

La consecuencia más impresionante que se deriva de la muerte del Moreno es el posterior asesinato de Miriam Pinedo.

Cómo se recuerda, el cuerpo de la compañera Miriam fue encontrado, varios meses después de la muerte del Moreno, descuartizado, con magistral sadismo, y encerrado en maletas por las calles de Bruselas.

Cómo ya hemos dicho fueron los dos ex-miembros de la organización, que vigilaban a Miriam en ausencia de Manolo Plata, que nos informaron que el autor material de la muerte de Miriam fue el mismo Manolo Plata.

OTRA CONSECUENCIA

Otra irreparable consecuencia fue el asesinato en New York del compañero César Rojas. Su muerte fue quizás el resultado de las sospechas que hizo circular Manolo Plata en las grabaciones hechas a Miriam. César Rojas fue una de aquellas personas que Miriam -según las grabaciones de Plata- había indicado que le había entregado el veneno.

ALGUNAS REFLEXIONES SOBRE LA MUERTE DEL MORENO

Esta experiencia de la muerte del Moreno y de sus trágicas consecuencias deben constituir grandes lecciones para las organizaciones revolucionarias del mundo que se proponen luchar abiertamente contra la dominación capitalista, de cuan fuerte y capaz es el enemigo en utilizar los métodos más refinados y cobardes para extinguir físicamente a los combatientes democráticos.

Esta amarga experiencia nos enseña también que por lo fuerte que puedan ser los métodos de extinción del enemigo, los revolucionarios deben cada día más pertrecharse de mejores medios de defensas. A este respecto es necesario velar continuamente por el cultivo del nivel ideológico de nuestros cuadros, de velar por su firmeza y conciencia de clase, de velar por comprender sus dificultades personales y no sólo ocuparnos de una supuesta coherencia política.

Es necesario tener presente que cuando los incipientes y futuros cuadros vienen a nuestras organizaciones, llegan con un alto nivel de fogosidad, (de la cual las organizaciones revolucionarias tanto necesitan) y lógicamente por tal condición viene aceptado por toda la base y, posteriormente, estos serán reconocido internamente como hombres de muy buenas proyecciones políticas. Pero nos olvidamos de estudiar profundamente cuáles razones explican o justifican la sinceridad de las condiciones y disponibilidades de lucha que nos presenta esta persona nos olvidamos de tener presente la extracción social que tiene como denominador común las condiciones humanas y revolucionarias del cuadro, nos olvidamos de continuar examinando sistemáticamente sus actitudes y comportamientos:

En síntesis, caemos en una especie de alienación con relación a aceptar definitiva y eternamente al cuadro como una persona que nunca más en su vida podrá devenir en un elemento reaccionario o que se puede vender como judas por algunos pesitos al enemigo de clase; a nuestro enemigo que pretende por siempre oprimir nuestro pueblo. No sólo por la incoherencia política, por la pasividad, por los pretextos de incumplimiento de sus tareas aduciendo enfermedades,  etc…; podríamos comprender la honesta y abnegada actitud de nuestros cuadros sino también estudiando profundamente su tremenda confusión existencial (que es un producto de alienación y represión colonial), los problemas profundamente humanos que los han llevado enrolarse en la fila de la revolución… Por ejemplo, debemos tener presente que a las organizaciones van personas que buscan un alivio a sus diversas formas de opresiones o para evadir las razones de seguridades que adquieren en su formación familiar; otros van más por razones emotivas que por otra; otros van con profundas crisis psicológicas y de frustraciones personales que arrastran de sus núcleos familiares y del carácter autoritario de ciertas instituciones, cómo la escuela, etc., otros van por razones caudillistas, para tener cerca de sí mismo un «buen jefe» que los proteja psicológicamente hablando.

Aunque reconocemos que estos problemas del individuo pueden motivar sus instintos de clases, no tienen que ver nada -inicialmente con la concepción de clase. Lo que queremos afirmar es que luego, cuando esas personas deshacen o satisfacen aquellos problemas o exigencias en la organización, comienza para ellos un nuevo mundo donde evidentemente al cambiar sus relaciones sociales mínimamente su visión del mundo y quizás el modo de vida o la perspectiva ideal de una nueva vida, también cambian ellos mis mos. Y en ese proceso de nueva identificación que nosotros, los cuadros de mayor experiencia, debemos mantenernos en guardia para prepararnos con mejores instrumentos y para continuar ayudando a estas personas a fin de que devengan en revolucionarios verdaderos y conscientes. Si no hacemos ésto, entonces, es el enemigo de clase quien procurará hacerlo y destruirlo.

Entender estos problemas específicos, pequeños aparentemente pero de enorme importancia para la vida de la organización, significaría saber aplicar la teoría marxista-leninista en un contexto histórico-social como aquel que presenta nuestra sociedad.

Nosotros y la izquierda dominicana en general hemos creado un método de hacer política que hoy podemos calificar de tradicional, y que se caracteriza precisamente por no poner el más mínimo esfuerzo para conocer al individuo como persona sino como compañero porque dizque se identifica totalmente con nuestra política, con nuestras definiciones programáticas tácticos estratégicas.

Cuando nos ocupamos de los problemas de alguien no debemos hacerlo asumiendo una actitud paternalista sino lógica y racional. En efecto, estudiar la evolución sico-social e ideológica de un cuadro es problema de vital importancia para contar con la seguridad de la organización en cuanto -cómo lo demuestra nuestra experiencia de guerra- el enemigo brega más por comprarnos un hombre cuando ya éste forma parte de nuestra fila y goza de prestigio y confianza dentro de la organización que infiltrarnos directamente uno de sus propios agentes.

No comprendiendo lo complejo que es la problemática humana, no comprendiendo que el marxismo leninismo no es un dogma, algunos grupos de oportunistas nacionales, que se vanaglorian en combatir lo que ellos entendieron por terrorismo individual, y no al terrorismo oficial, hicieron circular las voces de que nuestra organización vivía infiltrada por el enemigo. Cosa similar también dijeron los reaccionarios al difundir la especie de que el Moreno fue muerto por cuestiones que derivaban de las contradicciones chino-soviéticas: o peor todavía, que han afirmado que el Moreno murió envenenado por el gas propano.

Nuestro M.P.D. no había subestimado y nunca subestimará la realidad de que el enemigo trabaja y trabajará para infiltrar sus agentes, y principalmente para comprar y corromper cuadros de nuestra organización.

Hoy estamos aún más convencido que mientras más se combata a la expresión concreta de la dominación imperialista, más los enemigos del proletariado intensificarán sus esfuerzos de infiltrarnos y golpearnos.

Nuestra organización supo librar una digna y dura batalla contra la dictadura balaguerista. En este importante episodio de lucha, nuestra organización perdió parte de sus mejores hombres, como fueron: Tito Montes, Guido Gil, Amín Abel, Otto Morales, Henry Segarra, Stalin García, Santana. Roberto Figueroa y tantos otros.

Ese alto precio que hemos pagado no nos arrepiente de continuar hacia adelante; y no obstante las escisiones que hemos vivido, nuestra organización, con su lucha, no solo contribuyó grandemente al descrédito y desplazamiento del régimen dictatorial de Balaguer, sino a garantizarse un amplio apoyo popular, que viene avalado por su mística y su actual desarrollo político y orgánico.

Por todas estas razones, al cumplirse hoy ocho años del vil e intrigante asesinato del Moreno, de Miriam y de César Rojas, nuestra organización aprovecha la ocasión para recordar que no sólo ha cumplido con una pequeña parte de su deber revolucionario consistente en continuar luchando a fin de esclarecer éste oscuro caso, sino particularmente para prometer una vez más, seguir hacia adelante en nuestra lucha junto al pueblo, por los senderos que heredamos de nuestros mártires, y para un día hacer cumplir la justicia proletaria, liberar nuestro país de todo yugo de subdesarrollo cultural, económico y político que nos impone el imperialismo norteamericano y cumplir con la realización del socialismo en nuestra oprimida tierra.

¡VIVAN LAS TRADICIONES POPULARES Y REVOLUCIONARIAS!

¡JUSTICIA POPULAR PARA LOS ASESINOS DE LOS HIJOS DEL PUEBLO!

¡VIVAN LAS CONTRIBUCIONES REVOLUCIONARIAS DEL MORENO!

MOVIMIENTO POPULAR DOMINICANO

Partido Marxista-Leninista

Santo Domingo, mayo 1979

Un comentario

  1. Pertinente esta publicación, pues hoy como ayer el objetivo es el pensamiento y la práctica de la izquierda revolucionaria. Este nuevo intento de descrédito a la memoria histórica del viejo MPD, es coherente con el avance de los sectores más conservadores en el control del poder

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s