Abinader representa a los ricos; luchemos por un gobierno de la clase obrera

Marchemos unidos el 1 de mayo y coordinemos las luchas en curso

Por Hugo Cedeño

El presidente Abinader y su equipo de gobierno cree que la clase obrera y demás oprimidos(as) del país somos estúpidos.

Cuando acude a la mesa negociación con quienes dirigen sectores del movimiento de masas dice que no hay dinero.

Su explicación es que los dos años de pandemia y ahora la agresión de Putin a Ucrania afectan la economía nacional

El gobernante pide un chance para ponerla en funcionamiento y promete que vendrán tiempos mejores.

Esa treta nos la conocemos desde hace mucho tiempo. Todos los gobiernos anteriores, desde Balaguer a la fecha, cuando las masas demandan que sus necesidades sean satisfechas, mandan a las calles a los organismos de represión (abril del 84), y/o tiran discursos llenos de demagogia y explicaciones sin fundamento.

Los dominicanos y dominicanas no debemos creer en palabras sino en hechos concretos y tangibles. Totalmente verificable.

Tampoco hay que tener miedo a la represión, más bien, preparar desde nuestros organismos de base, distintas formas de rechazarla, incluyendo la auto defensa. 

Sabemos que el régimen burgués usa ambos mecanismos para llevar a las masas obreras y populares a equilibrar su régimen político y seguirlos explotando.

LA CRISIS AFECTA A LOS MÁS EMPOBRECIDOS

La Organización de la Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura-FAO-, acaba de decir que el país “debe prepararse para una escalada de precios prolongada”. (Diario Libre,22 de abril, página 4).

Mientras el Banco Central de la República Dominicana anunció que “los hogares con menos ingresos tuvieron la inflación más alta”. (Diario Libre 22 de abril página 10).

Lo que informan la FAO y el BC es que la perspectiva a corto plazo es el incremento de la miseria entre los trabajadores(as) y las grandes mayorías nacionales.

Si a esta situación, le sumamos la cantidad de dinero que se destina al pago de intereses y amortizaciones de la deuda externa e interna.

Las exenciones y privilegios fiscales asignados a los grandes empresarios. Los dólares y euros que sacan del país los monopolios y burgueses nacionales para guardarlos en “paraísos fiscales”.

También los recursos que se roban y dilapidan los que gozan del poder y los que están en las manos de los que se enriquecieron mediante la corrupción sin que a la fecha sean recuperados.

Y las asignaciones a la JCE que a la vez van a parar a los bolsillos de los partidos políticos mayoritarios y altos ejecutivos.

Así como las entregadas a sectores de la salud y educación privada, distintas denominaciones religiosas, empresarios del transporte y empresas eléctricas.

Si agregamos la enorme cantidad de dinero del presupuesto nacional destinado a los altos salarios que tienen los funcionarios privilegiados y uso sin control de las asignaciones a las instituciones y aparatos de estado, (como pagar de nuestro bolsillo la energía eléctrica al arzobispado que realiza el ministro de educación), y un torrente de hechos que sangran las finanzas nacionales, lo que nos espera a los dominicanos y dominicanas es mucha hambre e insalubridad. Nuestro futuro de bienestar es incierto.

UNIDAD Y COORDINACION DE LAS LUCHAS

Son las pésimas condiciones materiales de las grandes masas obreras y populares las que provocan explosiones de luchas en toda la geografía nacional.

Las mismas fueron profundizadas, sobre todo, por la forma en que el gobierno enfrentó la pandemia, no por el COVID-19 por sí mismo.

Tampoco es cierto que la crisis que padecemos los empobrecidos es provocada por la agresión de Putin al heroico pueblo ucraniano.

Ahora toda la culpa se la achacan a factores externos. Pero no es así. Nuestra crisis tiene que ver con el manejo de los gobiernos burgueses, como el de Abinader, a las adversidades que vienen de fuera.

En esta época histórica del mundo capitalista en decadencia, la voracidad de la burguesía es cada vez más grande y tratan de que seamos los trabajadores y oprimidos, quienes nos tiremos encima los problemas creados por ellos.

No es verdad que estos gobiernos y menos los de países dependientes y deformados van a tomar medidas que afecten los intereses de la clase o castas que representan. Las clases y castas no se suicidan.

Abinader contó con mucho dinero para enfrentar al COVID19 sin hundir más las condiciones materiales de los empobrecidos.

Tuvo mucho apoyo político de los grandes aparatos sindicales, sociales y partidarios del país.

Pero, por un problema de clase, exigió sacrificio a los más explotados y dejó fuera de la cancha a los grandes burgueses nacionales y extranjeros, muchos de los cuales engordaron sus cuentas bancarias.

UN GOBIERNO DE TRABAJADORES Y TRABAJADORAS

El que quiera dejarse engañar que lo haga. No hay peor ciego que el que no quiere ver.

Insisto que Abinader y anteriores gobernantes son responsables de haber hundido nuestra nación.

Hay muchos elementos que prueban que no está interesado en sacar a flote a los trabajadores y trabajadoras. Pero sí mantener y elevar las riquezas de los millonarios nativos y foráneos.

A nosotros nos quieren confundir. Pero los de “arriba” saben muy bien que lo que decimos es pura verdad. Es Ley de la sociedad dividida en clases y sectores de clases. Su riqueza es en base a nuestra pobreza.

Entonces, lo coherente sería, que la clase obrera y demás oprimidos y oprimidas levantemos nuestra propia bandera de lucha.

Un programa económico al servicio de las masas y un gobierno que se apoye en los organismos democráticos de los desamparados para aplicarlo.

Donde la propiedad privada sobre lo que produce riqueza sea socializada y recuperemos nuestra soberanía e independencia nacionales, lo que incluye respetar el ecosistema nacional e internacional e impulsar las buenas relaciones de amistad y solidaridad con el pueblo haitiano y demás naciones del Caribe. Nuestra lucha sería por una Federación Socialista Isleña y pueblos del Caribe.

PALABRAS FINALES:

Compañeros y compañeras, es peligroso dejarse confundir con los cantos de sirenas de los dirigentes y partidos de derecha que se reclaman “salvadores supremos”. Ellos en su momento hicieron lo mismo que hace el actual presidente

Y tan culpable como Abinader, son Fuerza del Pueblo, PLD, PRD, PRSC y demás ventorrillos políticos que los acompañan, incluyendo los que desde “la izquierda” gozan de las migajas del pastel que caen de la mesa cuando lo reparten.

Es el momento de impulsar la unidad y coordinación desde las luchas. Sin sectarismo ni vanguardismo y con ese espíritu llamamos a asistir a la marcha del 1ero de mayo donde cada sector levante con toda libertad sus demandas a través de consignas, carteles, volantes, afiches u otras formas de expresión de propaganda.

¡VIVA LA CLASE OBRERA NACIONAL E INTERNACIONAL!

¡ARRIBA LOS POBRES DEL MUNDO!

¡VIVA LA INTERNACIONAL!

26 de abril del 2022.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s