Murió Saintouve Pierre (Serrucho, el cañero), un buen hombre

Por Euclides Cordero Nuel

Hoy tempranísimo sonó mi celular, por ser tan temprano me exarté porque algo malo pudo haber pasado en el campo. «Ha muerto Serrucho» —dijo mi hermana Lucy. De un salto de la cama caí al frío piso con esa odiosa noticia. Procuré una silla para sentarme mientras asumía el recado triste de la partida.

Como si no hay vida o hay vida en la otra vida mis disculpas por los malos tratos que a ti se te infringió. Serrucho trabajó como cañero en distintos ingenios de caña del país. Fue un trabajador itinerante. Laboró en el tumbe de las montañas de Monte Plata cuando se iban a instalar los equipos pesados de ingenios del Consejo Estatal del Azúcar (CEA) en Sabana Grande de Boya.

Trabajó en el corte y tiro de la caña en ése municipio y también se trasladaba a otros colonos a involucrarse en el tiro de la caña. En tiempo muerto se dedicaba al conúco, siembra menores de diferentes rublos para aguantar el tiempo muerto. Serrucho no tuvo hijo tampoco otro familiar cercano. Siempre decía que él era de Corail, Haití.

Solicitó pensión desde el 1999 y nunca pudo disfrutar de esos beneficios que le habían prometido a la hora de su retiro. Militó en el único movimiento de lucha obrera real: Unión de Trabajadores Cañeros (UTC), con Jesús Núñez y sus compañeros colegas.

Vete en paz Serrucho, diste los mejores años y momentos de tu vida a éste terruño con tu entusiasmado trabajo y los ciudadanos justos que quedamos atrás nunca te olvidaremos.

Un comentario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s