Posts filed under ‘DESAHOGÁNDOME’

Superen eso amigos del proyecto PUCD, respeten el derecho a disentir

“El que tiene un derecho no obtiene el de violar el ajeno para mantener el suyo”, José Martí.

Scharboy1

SANTO DOMINGO. Noto cierta dosis de INTOLERANCIA en los dirigentes del Proyecto Fundacional del Partido Unificado de los Comunistas Dominicanos/as (PUCD), porque publiqué una opinión en mi muro sobre la ignorancia de las organizaciones de izquierda a la conmemoración del 52 aniversario del estallido de la Revolución de Abril del 65.

Corona y Aponte me han querido crucificar y descartarme porque cometí el error en mi escrito de no mencionar a su grupo como la “única” entidad o espacio de izquierda que realizó un acto de recordación de tan importante fecha histórica, por lo que les pido las debidas excusas, con toda sinceridad.

Ahora bien, esto no me descalifica para emitir mi opinión sobre la conducta de la izquierda frente a determinados acontecimientos históricos, ni puede dar pie a que dichos compañeros se sientan ofendido y traten de descalificarme, con los argumentos de que “no me apersoné” a las actividades que ellos programaron. Y yo les reitero en horarios y días laborables no asisto a ninguna actividad; pues, tengo compromisos de trabajo, de 8:00 de la mañana hasta pasadas las 12:00 de la madrugada, debido al pluriempleo en que estoy inmerso para poder construir una familia y cumplir con mis responsabilidades como hijo y como padre y subsistir sin vender mi pluma ni por favores en esta injusta sociedad.

Creo que Corona y Aponte, aunque definen su proyecto político como algo nuevo, tienen la misma vieja práctica de no tolerar las críticas, falta de humildad, y ataques personales a quienes difieren de sus posiciones o no los reconocen como “la vanguardia de la revolución dominicana”, conductas que caracterizaron a la antigua dirigencia de la izquierda y contribuyó a diezmar, aislar y segregar a las organizaciones de izquierda.

Quienes me conocen saben que durante mis años de militancia en el Movimiento Popular Dominicano (MPD), el Frente Estudiantil de Liberación Amín Abel (FELABEL) y el Frente Amplio de Lucha Popular (FALPO), de este último fue uno de sus fundadores, cumplí con todas sus consecuencias con todas las tareas y responsabilidades que se me asignaron, sin que haya nada de que arrepentirme y que se pueda señalar una conducta inmoral.

Lo mismo ha pasado en mi carrera como profesional de la comunicación.

Corona y Aponte ignoran, a propósito, que en mi muro de Facebook se han compartido las actividades del proyecto PUCD sin que haya borrado ninguna, y cuando me referí a la izquierda y el tema de la Guerra de Abril me refería al conjunto y quizás fue injusto no mencionarlos, por lo que reitero mis disculpas; pero esto no me descalifica para hacer dicha crítica. Los compañeros, incluso, si me hubieran escrito un mensaje privado yo con mucho gusto hubiera hecho la rectificación, sin embargo, prefirieron apelar al viejo

NOTA: Escribí estas líneas antes del último comentario de Miguel Aponte en mi muro de Facebook en la mañana de este jueves.

27 abril, 2017 at 11:27 2 comentarios

Lo Revolucionario y lo delincuencial, a propósito de John Percival Matos

20160511_135656

 

Por Bienvenido Scharboy

SANTO DOMINGO. Tengo varios días esperando una reacción de las organizaciones de la izquierda dominicana sobre la vinculación que quiere hacer el padre de John Percival Matos, entre lo que es ser REVOLUCIONARIO y la delincuencia común.

Creo es un acto de IRRESPONSABILIDAD no orientar al pueblo sobre lo que son las ideas revolucionarias, los actos delictivos y las acciones de RECUPERACION cuando las circunstancias políticas impiden un ejercicio de las libertades públicas y los derechos son conculcados y en qué son invertidos los recursos recuperados, que nunca podrán ser para que sus autores se den la buena vida ni comprar placeres sexuales.

Cualquier acción REVOLUCIONARIA lo primero que debe garantizar es no afectar a humildes hijos e hijas del pueblo y más si están buscando el sustento de sus familiares. Tampoco se ejecutan disparando a mansalva; sin tener en cuenta la presencia masiva de ciudadanos y ciudadanas, que incluso pueden ser parte de un proyecto REVOLUCIONARIO y ser víctimas de una acción desaprensiva y delincuencial, por estar, lamentablemente, en ese momento en el lugar de los hechos.

Es repudiable que para querer “salvar” el nombre o la “reputación” de una persona, que se desvió, familiares y amigos recurran a los argumentos de que eran “jóvenes revolucionarios”, cuando, desde mi punto de vista, sus acciones tienen las características de delincuencia común y es condenable, además, usar los nombres de mártires y héroes que sacrificaron sus vidas por la libertad del pueblo dominicano.

La no diferenciación de lo que es ser REVOLUCIONARIO o ser delincuente; daría pie a los organismos de seguridad del Estado, en el futuro, a tipificar las actividades políticas de los grupos verdaderamente REVOLUCIONARIOS y PROGRESISTAS, como delincuenciales, y hasta podría dar pie a la fabricación de falsos expedientes contra líderes populares y progresistas, como ha ocurrido en ocasiones anteriores.

Hay que trazar la raya de Pizarro para diferenciar ante el pueblo, lo que es REVOLUCIONARIO de una práctica delincuencial; pero esto no se logra con el silencio, hay que recordar una frase o refrán que se ha repetido de generación en generación que dice: “quien calla, otorga”.

Para convertirse en referente político y lograr la simpatía de “las masas” hay que dar la cara en momentos como estos y plantear posiciones de manera frontal y sin temor; aunque si con la claridad de las ideas que se profesan, lo contrario es cobardía y temor al chantaje; pero tarde o temprano se podrán cosechar los frutos de una posición vertical y de principios.

Orienten al pueblo ahora, amigos y amigas de la izquierda revolucionaria, quizás mañana será muy tarde y pueden salir embarrados por estos lodos. De ocurrir lo anteriormente indicado sus enemigos se alegrarán con gran desparpajo de su poca sagacidad e inteligencia política y de su marginación del debate político.

Con esa práctica nunca avanzarán, sino que seguirán siendo grupos segregados, sin apoyo popular.

Santo Domingo, 4 de enero, 2017

 

4 enero, 2017 at 12:15 2 comentarios

¿Quién protege a “El Gatao”, que roba, anda armado y la Policía no lo apresa?

martin-garcia

SANTO DOMINGO. Este martes 13 de septiembre, para los supersticiosos Día de la Mala Suerte, se cumplió un mes de que el reconocido delincuente Martín García, alias “El Gatao”, rompió una verja y penetró en horas de la madrugada a mi residencia, con un arma de fuego, y robó algunas cosas.

Además, el capo amenazó con dispararle un balazo a la cabeza a un integrante de mi familia, cuando entró en su habitación, si gritaba cuando fue descubierto.

Tras ocurrir el hecho, cumplí con los requisitos de lugar, y puse la denuncia en el destacamento del sector Vietnam, en Los Mina. Luego, recibí las visitas ese sábado y el domingo siguiente, de varios oficiales de la uniformada, incluido el general Ludwing Suardí, director de la Regional Santo Domingo Oriental de la Policía Nacional, quienes prometieron apresarían al reincidente ladrón, porque se tenía sospecha de quien era.

Tras esas visitas protocolares a mi casa, estuve siempre en contacto con el encargado de la Dicrim, responsable de la investigación, quien envió una foto con la que se confirmó que fue ese individuo que robó en mi casa, además, se le entregaron las coordenadas de los celulares, y pese a que el caco duró varios días utilizando uno de los móviles, nunca, según le decían a él, “generó información para ubicarlo”, luego fueron a la casa donde pernocta “El Gatao”; pero no lo encontraron y se le ha escabullido hasta el día de hoy.

Para sorpresa, a los 15 días de perpetrar el robo en mi casa, recuerden armado de una pistola, el delincuente ha robado en otras dos viviendas de la misma calle donde vivo, en el Residencial Doña Idalia, sin que la policía de con el paradero del individuo, aunque él y sus cómplices no han abandonado el sector y siguen cometiendo sus fechorías.

El Gatao ha estado preso en varias ocasiones; pero siempre sale en libertad no se sabe en base a qué subterfugios, y sigue haciendo daño, pues, también anda atracando con otro de sus secuaces en un motor y sabrá cuántos muertos tiene en su haber.

Según hemos investigado, datos que me imagino tiene la Policía, a El Gatao le mataron un hermano que era su compañero de ratería y otro hermano también lo acompañaba en sus malas andanzas; pero actualmente dizque está “frío”.

Otro integrante del grupo delincuencial, primo de Martín García, también murió; pero en un accidente en un motor, cuyo deceso, de acuerdo a versiones, fue celebrado por muchos vecinos.

También, un día, por intermedio de una colega, hablé por teléfono con la fiscal de la provincia Santo Domingo, Olga Diná Llaverías, quien me preguntó si tenía copia de la querella o de la orden de arresto, le dije que no, luego la conseguí, le mandé todos los datos y la foto y hasta el momento ni el mensaje me ha respondido.

Al igual que la mayoría de la ciudadanía, nuestra familia y los residentes en Cancino I nos encontramos indefensos ante la inoperancia de las autoridades policiales y judiciales, incapaces de apresar a un delincuente que sigue robando en el mismo sector donde vive, en abierto desafío a la Policía y provocando el temor en los residentes.

La Policía y las autoridades judiciales de Santo Domingo Este serán responsables de que retorne la tranquilidad o continúe el desasosiego en las familias de Cancino I, por culpa de un malandro que debería estar detrás de las rejas hace mucho tiempo, purgando años de cárcel por sus delitos.

No está demás, advertir que cualquier cosa que nos pase a mi o a un integrante de mi familia, es culpable la inoperancia policial. Las autoridades saben dónde y cómo apresar al susodicho ladrón.

Tampoco podemos liberar de la indiferencia a la mal llamada “junta de vecinos” del Residencial Doña Idalia, que nunca se ha preocupado por demandar mayor seguridad para el sector y su presidente ni siquiera ha sido capaz de visitar a las familias afectadas por los delincuentes, por lo que se convierte, la directiva, en cómplice por omisión o cobardía.

Esperamos que “El Gatao” y sus cómplices sean apresados lo antes posible, para que no sigan haciendo daño a personas indefensas, trabajadoras y dignas de mejor protección de las autoridades.

Pese a esta situación, exhortamos a evitar que el miedo se apodere de la ciudadanía y se asuma el combate frontal de la delincuencia ratera y de cuello blanco.

 Bienvenido Scharboy

Periodista

 Santo Domingo Este

13 de septiembre, 2016

 

 

 

 

13 septiembre, 2016 at 15:31 Deja un comentario

Entradas antiguas


Calendario

agosto 2017
D L M X J V S
« Jul    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Posts by Month

Posts by Category


A %d blogueros les gusta esto: